reflexología pies masaje dolor salud tratamiento relajación DPTclinic clases aprender

Fascitis Plantar

¿Qué es la fascia?

Es un gran tejido conectivo, que a través de este se produce un importante intercambio de información. Según la BBC en un estudio realizado en el 2018 en donde “Los expertos concluyeron que estas capas intersticiales de nuestro organismo, que antes se creían formadas por un tejido conectivo denso y sólido, están en realidad interconectadas entre sí, a través de compartimentos llenos de líquido.”

Puedes seguir leyendo el artículo aquí (https://www.bbc.com/mundo/noticias-43569579 )

Entonces, se puede interpretar que la fascia está presente en todo el cuerpo, ya que rodea órganos, músculos, venas, arterias, capilares, tendones, huesos y entre otras estructuras, creando enlaces, espacios y separaciones que permite el deslizamiento de cada parte de nuestro cuerpo, evitando así la fricción. Entendiendo esto, podríamos hacernos a la idea de todo lo que ocupa la fascia en nuestro cuerpo, y que gracias a todas esas conexiones podemos trabajar al cuerpo de forma integral.

¿Qué es la Fascitis plantar?

Cuando la fascia recibe ciertos cambios en la tensión, ya sea por un músculo, tendón o ligamento, esta se reajusta, cambiando la biomecánica de la pisada, pero cuando esto ocurre de forma prolongada en el tiempo, entonces la fascia empieza acumular rigidez, debido a que los nutrientes no llegan a la zona con normalidad y el estímulo que lo lesiona continúa. Cuando se lesiona la fascia, ocurren cambios en la elasticidad de este tejido, por lo que las células no se nutren como deberían. La tensión muscular, usualmente de músculos como gemelos, soleo o flexores de los dedos de los pies, ocurre una tracción de todo el tejido, por lo que genera acumulación de tensión en la planta del pie. Nuestro cuerpo intenta solucionar este problema enviando sangre a la planta del pie, para que esos tejidos se vayan nutriendo, pero al tener tanta tensión no ocurre la absorción en la fascia plantar como debería, por lo que se va inflamando. La inflamación generada en la membrana que rodea la fascia plantar ocupa espacio por lo que

FASCI = FASCIA /  ITIS = INFLAMACIÓN

¿Por qué duele la Fascitis plantar?

Cuando existe un estrés repetido desde el talón por tracción constante de los músculos de la pierna, el cuerpo produce una inflamación de la capa que rodea a la fascia plantar, por lo que en el cerebro envía una señal de alarma para crear hipersensibilidad en la zona para evitar el roce o presión sobre la planta del pie. Se vuelve una lesión crónica cuando dejamos pasar este dolor y reajustamos la pisada para “evitar que duela más”, cuando realmente estamos rompiendo la biomecánica del movimiento del tobillo. Cuando esto sucede usualmente se suele ver afectado la rodilla, cadelas y zona lumbar o espalda baja, debido a que hay que recordar que el cuerpo esta enteramente conectado por la Fascia y que es capaz de enviar información a tejidos a distancia para adaptar al cuerpo a una nueva pisada que por lo general, no es la adecuada para solucionar el problema.

ES IMPRESCINDIBLE ACUDIR AL

FISIOTERAPEUTA A TIEMPO

Causas de la Fascitis plantar

La causa más habitual, sobre todo en épocas de calor como en el verano, es el uso prolongado de las chanclas, debido al sobre uso de los flexores de los dedos de los pies y acumulación de tensión en la planta de los pies. También existen otras causas como:
  • Tacones altos
  • Zapatos apretados
  • Calzados planos
  • Saltar sin control motor
  • Correr con una pisada que no amortigüe
  • Aumento de peso corporal
  • Alteraciones metabólicas o déficit nutricional
  • Algunos medicamentos que producen alteraciones en la nutrición de los tejidos
  • Problemas en tiroides
  • Cambios en la biomecánica del tobillo por esguinces o lesiones de tobillo o rodilla
  • Inmovilizaciones prolongadas

¿Cómo Diagnosticar la Fascitis Plantar?

Para diagnosticar una fascitis plantar hay que evaluar los síntomas que presenta la planta del pie:
  • Dolor al tocar la planta del pie
  • Imposibilidad de apoyar el pie en el suelo
  • Dolor al ponerse en punta de pies
  • Molestias al saltar o al finalizar el entrenamiento
  • Inflamación y dolor en la planta del pie al caminar o correr
Después de haber detectado alguno de los puntos anteriores, entonces es buen momento para corroborarlo con una ecografía o Resonancia Magnética (esto en el caso de que no se vea nada con la ecografía). Es cierto que, en una Fascitis plantar crónica se puede realizar una radiografía y detectar tejido osificado en la fascia plantar usualmente en el hueso calcáneo.

Prevención y Tratamiento de la Fascitis Plantar

La prevención es lo más importante para evitar pasar por un dolor como el que produce la fascitis plantar, que usualmente los pacientes lo definen como uno de los peores dolores que han tenido, debido a que les imposibilita al momento de realizar actividad física o pasar tiempo de pie. En DPTclinic trabajamos la liberación de la musculatura de la pierna como prioridad antes de tocar la fascia plantar, debido a que por lo general es la consecuencia a algo más. Una vez relajamos la cadena posterior de la pierna, reajustamos la articulación del tobillo, que casi siempre nos encontramos desajustes debido a la mala pisada o desajuste postural. También es importante entrenar la musculatura específica para equilibrar las fuerzas de tensión en el cuerpo y Prevenir que se vuelva a repetir. En caso de que realices actividad deportiva, recibirás herramientas en la que evitaras la sobrecarga en la cadena muscular causante de la fascitis plantar. La nutrición también importa, es por ello que damos algunas recomendaciones y redirigimos a profesionales dedicados a ellos para que completes tu tratamiento.

¡Recuerda en DPTclinic ofrece un TRATAMIENTO INTEGRAL y específico según tu lesión!